domingo, 6 de marzo de 2016

Y ahí estabas...



Y ahí estabas...
sin sabernos el uno del otro,
pero ahí estabas...

Casualidad, destino...
quien sabe,
pero ahí estabas...

Te sujeto, te cuido, te guío...
aunque a veces el miedo nuble tus ojos,
esos con los que hablamos,
porque sólo eso nos basta, una mirada.

Ahí estabas...
no dejaré que te caigas,
por eso y mucho más,
te deseo en Mí,
en tu Amo...

Te observo, te miro,
no puedo dejar de hacerlo,
porque ahí estas...

Me acerco a tí, atada,
huelo tu deseo,
oigo tu respiración contenida,
intuyo tu pecho como se acelera...

Me buscas, me olfateas, me presientes...
inmóvil para Mi, te encuentras expuesta,
y notas que mis ganas van creciendo,
llenándome, oliendo al hombre, sintiendo al Amo.

Y suspiras al sentir mi aroma,
gimes suavemente,
 sabiendo que me tienes cerca, tan cerca,
que me pides que nunca me vaya...

Sientes mi aroma, mi voz,
 mi tacto, mi boca...
temblorosa, y no de frío,
 más cuando tu piel se ruboriza
por tenerme junto a tí.

Decido detener el dolor,
para inundarte de placer...
Te excitas hasta no poder más,
me pides dentro... muy dentro... tuyo!
expuesta, caliente y perra.

Despacio te recorro, sin prisas,
con pausas, las cuales agitan tus sentidos,
tu cuerpo, y tu mente...

Haciendo crecer nuevas sensaciones,
intensas e incluso algunas,
desconocidas para tí...

Me conoces exquisito, te gusta, y me gusta,
me sientes tuyo...
porque esa es la respuesta,
para acabar enredándote en Mi,
 en tu Amo,
dispuesto a todo, dispuesto a caminar...
porque ahí estas!
                                                          
          

                                                             AmoBdjoz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada